Defiende a Amarilla y dice que fue “un montaje”

30 de Mayo de 2019 15:53

 

Defiende a Amarilla y dice que fue “un montaje”

“Lo veo convencido de que ha sido todo un montaje”, argumentó el líder llanista en el Senado, Blas Lanzoni, apañando a su correligionario Dionisio Amarilla. Trató de relativizar el tráfico de influencias de su colega y cuestionó al directorio del PLRA.

“Lo veo a él (Dionisio Amarilla) muy tranquilo y lo veo convencido de que ha sido todo un montaje”, dijo Lanzoni, agregando que “no sé en qué influye la gestión del senador Amarilla en este caso”, ya que según él la adjudicación de la licitación ya se hizo antes de la reunión.

Lea másAbogado de Amarilla, en IPS

Lanzoni trató –de manera burda– defender a su compañero de movimiento, alegando que “este tema que sobre todo está muy en debate por el tema de contratación de seguridad en IPS, pero eso fue ya adjudicado hace varios días” y que en todo caso habría que cuestionar a las autoridades de la previsional. De hecho la participación de Amarilla fue para frenar las publicaciones periodísticas que develaron el intento de negociado que trató de hacerse a escondidas.

Lea tambiénAmarilla, ¿“líder” o traficante emergente?

Con el afán de justificar a su colega también dijo que no considera irregular las conversaciones grabadas entre Amarilla y su “amigo” empresario Óscar Chamorro Lafarja, y de considerarlas cualquiera estaría expuesto a ser expulsado.

“Nosotros los senadores, los parlamentarios somos seres humanos, tenemos amigos que nos preguntan, nos piden recomendaciones, cualquier hecho que uno haga es tráfico de influencias, entonces por el solo hecho de recomendarle a un amigo que vaya a comprar algo a algún lugar porque es de buena calidad, ya puede tomarse como tráfico de influencias en el caso de que me filmen”, refirió.

También cuestionó a las autoridades del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), por recomendar apoyar la pérdida de investidura contra su correligionario. “Creo que el directorio se apresuró una vez más, creo que el partido no corta en todos los casos con la misma tijera”, dijo, citando el caso de su correligionario Enrique Salym Buzarquis, cuyo pedido de expulsión del Congreso fue rechazado.

¿QUÉ OPINÁS?